La constante búsqueda del amor de la vida

7_22-tercera-edad

Aunque no lo crean, iniciar con esta conversación es complicado. Estoy a punto de entrar a un terreno polémico (incluso más que hablar de religión o política en una borrachera). Desde hace algunos años, en mi Facebook desfilan post alusivos al amor. Muchos  de mis contactos, aseguran estar con el amor de su vida, otros proclaman casarse con el amor de su vida y unos cuantos, ya tienen un nuevo amor de la vida.

También me di cuenta, que con cada año me vuelvo más exigente. ¡Lo acepto! Soy del club de las que se preguntan  al conocer alguien – ¿Será que es él? – aun cuando sea la primera vez que lo veo.

Son muchas las grandes historias de amor que he visto y he escuchado; estoy segura que el “amor de la vida” si existe a diferencia de Santa, más no sé, si con una vida por delante, pueda afirmar que lo encontré.

A mí también me hubiera gustado ser maltratada por la bruja verde y rescatada por el apuesto príncipe azul. Pero afortunadamente, desde mis 16 años, me ha tocado conocer príncipes de todos colores; azules, morados y hasta rosas.  En su momento, estaba segura que jamás amaría a nadie como a ellos (cada uno en su momento, claro está)  … #pff.

Después de lanzar varias preguntas referentes a través de mis redes sociales y recibir las respuestas de mujeres (en su mayoría), reitero que  en la vida se tienen dos grandes amores:

a) El que te apasiona, con el que sientes la conexión perfecta y si, el que te vuelve loca (literal); un amor inconcluso en la mayoría de los casos.   Con este, posiblemente no te cases;  será un amor platónico, en la mayoría de los casos.

b) Y el otro, es aquel con el que posiblemente termines el resto de tu vida y sea el padre de tus hijos.

Las mujeres que se tomaron el tiempo de enviarme su respuesta  son totalmente distintas entre sí; independientes, autosuficientes, objetivas, agresivas laboralmente, soñadoras, apasionadas, románticas.  Pero  todas, sin excepción, dejaron ver en cada letra y en cada palabra el mismo deseo: El sentirse plenas y amadas junto al amor de su vida.

Hasta la más ruda, tiene la ilusión de vivir y compartir con su príncipe azul  éxitos y alegrías. Yo no sé si actualmente estoy con el hombre de mi vida, pero sí  sé que estoy con uno que me entiende, me cuida y lo mejor, que me inspira a superarme todos los días. Simplemente sé que estoy con un hombre que me enseñó a amarlo.

Anuncios

Queremos conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: